Pasar al contenido principal

En San Carlos se celebrará el "Día de Portugal"

El sábado 10 de junio se observa el Día de Portugal, Camoes y las comunidades portuguesas en San Carlos (Maldonado), dentro del 260 aniversario de la fundación de la ciudad y la llegada de los primeros colonos azorianos.

Para las 14.30 horas se anuncia el descubrimiento, por el Embajador de Portugal en Uruguay Joao Pedro Antunes, de una plaqueta a Los Azorianos que fundaron la ciudad.

Quedará instalada en la plazoleta Islas Azores en Costanera y 25 de Agosto.

A las 15 horas en el Club Oriental, el Centro de Investigaciones Históricas de San Carlos expondrá sobre la influencia portuguesa en la fundación de la ciudad.

Luego, el escritor Terry Costa participará de una sesión de lectura infantil comenzando a las 15.30.

Una hora más tarde se presentará un concurso de narración para estudiantes.

El programa culmina con un espectáculo abierto de los grupos de Casa dos Azores de Uruguay (Los Azoreños), que dará paso al recital de Solo9viola, en el que Evandro Meneses traerá con su viola de la tierra los sonidos de Las Azores.

Comenzará a las 19.30 en el teatro de la Sociedad Unión.

El vínculo Azoriano

Las Azores son islas de origen volcánico, descubiertas por navegantes portugueses que a partir de 1425 fueron pobladas por pioneros venidos del continente europeo.

Durante los siglos XVI y XVII las islas fueron un paso obligado entre Europa, América y la India, arribando a sus puertos embarcaciones cargadas de riquezas.

En ese período se inició una emigración a mediados del siglo XVIII, hacia Brasil, especialmente hacia los estados de Santa Catarina y Río Grande.

Por diversas disputas territoriales entre Portugal y España hasta 1750, en que se firmó el tratado de Madrid, los portugueses tenía como criterio poblar las zonas cercanas a las fronteras con los territorios españoles en America del Sur.

Una familia de apellido Dutra en 1750 emigró de Azores y se afincó en Rio Grande do Sul, Brasil.

Al anular el Rey de España, el tratado de Madrid, en 1761 el Virrey Pedro de Cevallos invadió el sur de Brasil y tomó prisioneras a varias familias portuguesas de Azores completas, entre las que estaba la familia Dutra.

A estos isleños, Cevallos los desarraigó de la nueva tierra para fundar la Villa de San Carlos en 1763 con un núcleo poblacional casi exclusivamente azoriano.

Cevallos los tomó prisioneros porque les resultaron "personas interesantes".

Los isleños portugueses eran considerados "laboriosos" por los documentos de la época.

El historiador brasileño Borges Fortes, al referirse a los azorianos, afirmó que es un pueblo que se destacó por sus condiciones morales de austeridad de los hombres, y virtudes de las mujeres.