Pasar al contenido principal

Programa de Ecoturismo para la Conservación visitó el Municipio de Aiguá

El pasado domingo 16 de octubre se realizó una salida práctica en la zona conocida como “Paso Viejo” en el Arroyo Aiguá -al límite con el departamento de Lavalleja- donde acompañaron varios emprendedores locales proporcionando panes, pasteles y patés artesanales a los participantes.

El mencionado programa (PEC) tiene por finalidad formar guías capaces de reconocer la avifauna del lugar, encontrar en la propia comunidad una fuente laboral, un espacio para potenciar la oferta turística promoviendo estos destinos y haciendo del turismo sostenible un aliado para la economía de las localidades

Se trata de un plan piloto que lo está llevando a cabo la Dirección General de Turismo de la IDM desde el año 2021con el apoyo de la Junta Departamental de Maldonado y los ocho municipios del departamento.

La formación técnica tiene una duración total de tres años y está a cargo del biólogo doctorado en Conservación de la Biodiversidad, Adrián Azpiroz -referente para la ornitología en la región y actual representante de Key Biodiversity Areas para el continente americano-. En tanto, la coordinación la hace la docente especializada en Educación Ambiental y magíster en Turismo Sostenible, Rosanna Freda.

Durante la salida práctica los emprendedores locales agradecieron esta iniciativa: “Han sido parte de un sueño que se está manifestando, el del disfrute que conjuga el cuidado del entorno y el trabajo colectivo, ya que para realizar estos alimentos, varios productores del pueblo nos acompañaron proveyéndonos con alimentos orgánicos y de alta calidad”.

El ecoturismo es una actividad de triple impacto ya que se trata de una actividad que, por un lado, es aliada a la conservación de los espacios naturales donde se realiza y, al mismo tiempo, una actividad que impacta positivamente en la vida social y económica de las comunidades en donde se desarrolla.

La observación de aves no es sólo una actividad que se concreta en un ambiente natural, también contribuye a mitigar el impacto sobre él. Desde el Programa de Ecoturismo se busca que los participantes puedan vivenciar este triple impacto durante las salidas de campo solicitándoles que se agrupen para el traslado hacia los puntos geográficos donde se hace la actividad y así evitar la contaminación provocada por el desplazamiento de diferentes vehículos.

Por otro lado, al recorrer los lugares se promueve caminar por los senderos que los propios animales marcan, extremar cuidados para no dañar la vegetación, no aproximarse a nidos, desistir del uso de cantos grabados para facilitar la observación (playback) y, además, recoger la basura que puede llegar a encontrarse en el lugar.

Las actividades como el birding generan un impacto positivo social y económico en las comunidades donde se llevan a cabo. Los turistas que viajan observando aves buscan alojarse próximo a los lugares donde realizan sus observaciones; por este motivo, durante las salidas de campo del PEC a los distintos municipios del departamento, se gestiona con emprendedores locales la provisión de alimentos y alojamiento para participantes que prefieren ir días previos o quedarse en el lugar luego de la actividad.