Pasar al contenido principal

Antía a vecinos realojados: “Disfruten este techo que se lo ganaron y no se les llueve”

El jefe comunal encabezó el realojo colectivo más grande del país y, por ende, la mayor obra social que consiste en el realojo de casi 400 familias del asentamiento Kennedy.

Este miércoles inició el proceso para el realojo de 375, a las que se suman 42 ya realojadas y a fines de 2024 se completará el realojo de las 530 que viven en el asentamiento más icónico de Maldonado.

 Al hacer uso de la palabra ante el presidente Luis Lacalle Pou, la vicepresidenta Beatriz Argimón, el Ministro de Vivienda Raúl Lozano, autoridades nacionales y departamentales, el intendente resaltó que es un proceso colectivo al que se llega con mucho pienso y trabajo en equipo.

Recordó que en su programa de gobierno siempre estuvo la erradicación de asentamientos.

Señaló que cuando asumió su primer gobierno en el año 2000 había en Maldonado 3000 familias viviendo en condiciones indignas en Maldonado, unas 15 mil personas.

Con esa premisa se propuso el objetivo de encarar el tema asentamientos porque no era posible pensar un departamento que apostaba al desarrollo sin equilibrio social.

“Es básico que en un departamento como Maldonado haya ese equilibrio, por eso la IDM tiene no solo el tema asentamientos en la mira, sino una inversión de más del 30% del presupuesto invertidos en el área social para lograr ese equilibrio”.

Recordó que en su primer período reubicó el asentamiento en la ex Granja Cuñetti, a lo que se sumó la regularización en asentamientos ubicados en Maldonado Nuevo, Barrio Elisa, San Jorge y América, totalizando las 1250 familias.

Asimismo, logró sacar del Kennedy 150 familias más 50 de El Placer que una vez que dejó el gobierno volvieron.

El intendente agregó que para resolver el tema asentamientos era necesaria una política de estado en serio y por ello convocó a todos los partidos políticos.

Fue así que en 2015 se logró el respaldo para expropiar tierras para el nuevo barrio.

Dijo que no todos se animaron en ese momento a irse porque querían estar cerca del trabajo.  

Para completar el proceso, Antía dijo que fue a ver al presidente y le llevó la idea de financiamiento por parte de Maldonado, pidiéndole la garantía soberana con créditos internacionales y el presidente se la dio, apostando a que Maldonado podía hacerlo.

“La garantía se firmó en 2022 y estamos empezando 2024 y ya estamos realojando en un lugar donde había campo”.

Señaló que el total de inversión en el realojo es de 55 millones de dólares, 35 millones de dólares de CAF y del BROU que Maldonado pagará a 15 años, 3 millones de dólares que aportó el Ministerio de Vivienda y el resto también lo pone la IDM.

Antía dijo que a fin de año se demolerá la última casa en el Kennedy y luego, con la anuencia de la Junta Departamental otorgada, se venderá para achicar el préstamo tomado.

El intendente dijo que el realojo fue posible gracias a “un pienso y un corazón”.

También aprovechó para redondear la ecuación de políticas que lleva adelante anunciando la venta de terrenos, sorteo mediante, subsidiados y con todos los servicios.

Antes de fines de marzo se sortearán 482 terrenos y la IDM compró 45 hectáreas para seguir loteando.

A todo esto, Flavia Corbo, jefa del equipo de 14 asistentes sociales, explicó que el proceso comienza en 2015, con el censo y el trabajo en territorio para llegar a concluir en la necesidad de un realojo inminente.

Recordó que el 98% aceptó al realojo y afirmó que trabajaron para escuchar a los vecinos que pudieron elegir con quien mudarse, conforme a afinidad.