Pasar al contenido principal

Antía: “Fue una decisión política de Maldonado de ordenar la casa, el departamento y resolver el tema de los asentamientos”

El jefe comunal se refirió al realojo de Kennedy catalogado como el más grande del país, viejo anhelo de la gente de Maldonado, que fue incluido en el programa de gobierno del año 2014, y que hoy es una realidad con casi 400 familias que viven en condiciones dignas pensando en futuro.

Aseguró que en ese entonces eran más de 2.000 familias y generaba grandes problemas sociales. “Cuando asumimos el gobierno nos pusimos a trabajar, pero era muy grande y le teníamos un poco de temor de no poder concretar al 100%, entonces empezamos por otro que era también muy importante que era El Placer”, afirmó.

Al ser entrevistado por el programa “Otra mañana” en radio Oriental, el intendente de Maldonado, Enrique Antía, habló de todo el proceso, acuerdos y recursos propios de la intendencia como de organismos internacionales que hicieron posible la concreción de la obra.

Recordó procesos anteriores a éste y las políticas de asentamientos llevadas adelante con el gobierno nacional.

El intendente indicó que en su primer gobierno (año 2001) se comenzó, en conjunto con el gobierno nacional -en ese entonces liderado por Jorge Batlle-, el traslado de unas 150 familias del Kennedy y de El Placer, pero que al perder el gobierno en el período siguiente, nuevamente se poblaron. Es por eso que en 2014, se tomó la decisión de "encarar a fondo" y para terminarlo, porque de lo contrario "se vuelve a llenar".

Por otro lado, hizo hincapié en el aprendizaje que quedó de esos períodos anteriores, donde pocas familias accedieron a las viviendas brindadas, ya que se encontraban en Cerro Pelado, alejadas de sus antiguos hogares.

Detalló que al iniciar el proceso de realojo en el año 2015, primero se hizo un censo, donde se consultó a los usuarios y el resultado fue la preferencia de permanecer cerca del antiguo Kennedy, ya sea por trabajo, estudios, etc.

Aseguró que las familias beneficiarias pagarán sus viviendas mediante subsidios y convenios con empresas como UTE y OSE, lo que les permitirá luego de pagarla que sus hijos puedan heredarla o venderla.

Aclaró que las casas no son entregadas de forma gratuita, en este sentido las personas deben pagar una cuota por mes que supera los 3000 pesos, durante un periodo de 12 años. El día que terminen de pagar, acceden a los papeles de la vivienda.

Agregó que esto es un incentivo y retribución para las familias, ya que es algo que lograrán con el esfuerzo propio.

Además, esos recursos invertidos van a un fondo de solidaridad orientado al acceso a la vivienda en todo el departamento; "Es como una cadena solidaria de la vivienda", indicó el intendente.

Antía reafirmó que había una determinación muy importante del pueblo de Maldonado y que “no podíamos fallar”. Recordó que fue un compromiso y que cuando se ganó el gobierno lo primero que se hizo fue adquirir la tierra. En ese contexto, habló de la expropiación de unas 40 hectáreas donde hoy se encuentran las viviendas, dicho proceso llevó a abrir calles, conexión a saneamiento, alumbrado y toda una infraestructura que implicó una importante inversión que ronda los 20 millones de dólares. “Eso la pagó directamente la intendencia con recursos propios”, puntualizó.

En cuanto a la expropiación de la tierra, valoró el respaldo de la Junta Departamental que accedió a un canje por terrenos municipales que no se usaban, ya que la intendencia en esa época estaba bastante comprometida. Añadió que a partir de allí se comenzó a trabajar en pos del realojo del Kennedy.

Aclaró que el gobierno del Frente Amplio se había comprometido en apoyar este proyecto con una cifra grande de dinero “pero no vimos un peso”, recordó Antía.

Recordó el proceso de venta de terrenos municipales y todo lo que eso significó para salir adelante mediante acuerdos políticos y mucho diálogo.

El primer paso fue realojar a 42 familias, las primeras del Kennedy, así como también terminar con El Placer y otros pequeños asentamientos ubicados en Piriápolis y en barrio San Antonio.

Explicó que para continuar se tuvo que acceder a un crédito internacional por 35 millones de dólares gestionado por el Banco de Desarrollo Latinoamericano. Agregó, que no fue fácil pero se ponderó el aspecto social y experiencias similares en otros países donde la CAF participó.

Señaló que cuando le pidió apoyo al presidente, y a través del Ministerio de Economía estudiaron al detalle cada punto, "me revisaron hasta el canto del proyecto". 

Asimismo, manifestó que cuando el gobierno se dio cuenta que se trataba de un proyecto sólido y que se iba a cumplir, se involucró a través del BROU, que no tenía antecedentes en esto y mantuvo las mismas condiciones de la CAF para el préstamo, lo que significa un antecedente interesante.

Desde la IDM la planificación fue una ingeniería de mucha calidad por intermedio de las direcciones de Hacienda, Planeamiento, Urbanismo y Auditoría, en un proyecto de interés departamental y nacional con un mensaje de "se puede resolver".

También se involucraron UTE, OSE, participaron todos los que tienen que ver con los apoyos y se pusieron las pilas para concretar algo que el pueblo de Maldonado hace tantos años soñaba y que los vecinos del barrio agradecen.

En el nuevo barrio funciona una nueva escuela de tiempo completo, un centro CAIF inaugurado recientemente, provisoriamente una policlínica en una de las viviendas construidas pero a la brevedad gracias a la firma de un convenio con ASSE se construirá una nueva policlínica y un Hospital de la Mujer para Maldonado. Además, hay un lugar dispuesto para una Capilla, se trasladaron los comercios de diferentes rubros, merenderos y está previsto un espacio público alrededor de dos cañadas. También la plantación de un árbol en cada casa para favorecer al medio ambiente y la construcción de una plaza recreativa con juegos para niños y al fondo un área deportiva con preferencia para el fútbol femenino y los deportes en general.

Al término de la entrevista, el intendente respondió que sintió una "enorme satisfacción y felicidad" haber vivido ese momento.

"Cuando uno está en política, la mayor satisfacción es ver al vecino obtener logros en el área humana, en la vivienda, trabajo, salud; cosas tan importantes para la calidad de vida", expresó.

Reconoció que desde la administración se tiene más experiencia y resolución de estos temas, cuya necesidad los definió como objetivo de gobierno.

Antía en este contexto recordó que hay un programa social "precioso" que incluye la venta de terrenos subsidiados principalmente para jóvenes, con un último sorteo de 400 predios que hoy en día conforman un barrio.

Adelantó que en marzo se sortearán 482 terrenos al que se anotaron 4800 personas, y esto potencia su alegría: "Cuantas parejas quieren formar familia, un destino para sus hijos, armar el nido; todo eso es maravilloso y yo estoy feliz de trabajar de esa manera", concluyó.